Siempre hemos oído, cuánto más color más alegría! Pues a la hora de comer no es menos !

Los colores deben aportarnos alegría, y  comer colorido tendrá el mismo efecto.

Varios expertos nutricionales han confirmado que es muy importante prestar atención a los colores que ponemos en el plato.

A veces nos encallamos en buscar la mejor de las dietas, la más exitosa, la que contenga menos calorías, hasta pasar hambre… No hace falta irse tan lejos, muchas veces la clave radica en incorporar nuevos colores al plato.

Es tan sencillo como pensar que los alimentos con más color son los que tienen más vitaminas, fibras,  minerales y antioxidantes.

Muchas sustancias que afectan al organismo se identifican con colores específicos.

Alimentos por colores y sus aportes:

  • Blanco: aunque normalmente los alimentos blancos suelen pasar a amarillos con el paso del tiempo, estos son ricos en antioxidantes, antimicrobiana y son antinflamatorios. Son buenos para el corazón y ayudan a controlar el colesterol.

¿Ejemplos? El puerro, la cebolla, el ajo…

  • Rojo: Riquísimas en vitamina A y C, mucho potasio y antioxidantes pues contienen altos niveles de licopeno y caroteno. Protegen naturalmente al corazón y los pulmones. En este grupo se encuentran los tomates, pimientos rojos, sandía…
  • Naranja: los culpables de dar color naranja  a los alimentos son el alfacaroteno y el betacaroteno. Los alimentos de color naranja como por ejemplo las zanahorias, mangos, naranjas, bonitos.. protegen la piel y ayudan a reparar el ADN dañado.
  • Amarillo: los alimentos amarillos producen un efecto antioxidante al mismo tiempo que estimulan el sistema inmunitario. Son perfectos protectores de la piel y la visión. El limón, el maíz, plátano, ciruelas amarillas, piña… son ejemplos de alimentos amarillos.
  • Verde: que el alimento sea verde significa que va a ser rico en magnesio, muy beneficiosos para los  músculos y huesos.

La mayoría de alimentos verdes contienen ácido fólico, que es esencial para el sistema nervioso. Los alimentos verdes también son muy beneficioso para el hígado y la vesícula.

Lo ideal y recomendado es poder incorporar a nuestros platos cuantos más colores mejor, pero no siempre es tarea fácil, por lo que debes intentar que si en un mismo plato no puedes poner muchos colores, al menos intentar comerlos todos durante la semana.

Ahora sabes qué color es alegría y salud!